lunes, 17 de agosto de 2009

Todavía más


Jamás pensé que te convertirías en el centro de mi existencia. Siempre fuiste una persona más en mi vida. Luego muy buen amigo y como tal te quería, pero después... pasaste a ocupar un grado mayor en mi pensamiento y en mi alma. Debe ser porque eres de esas personas que ya no quedan, que ya no se fabrican porque la fábrica que las creaba decidió cerrar porque estaba pasada de moda. Las buenas personas dejaron de fabricarse, ya no se llevan, eso es obsoleto. Pero tu eres de esa vieja fábrica, con una fibra especial y transparente que hace que te quedes sin aliento cuando se te conoce profundamente. Quiero eso para mí, quiero estar sin aliento y que tú me lo des, quiero estar moribundo y que tú me des la vida. Desearía que nunca hubieras llegado al punto de importancia tan grande como lo has hecho en mi escalera de importancias. Ya eras importante para mí, te quería y te apreciaba; pero ahora te quiero todavía más, y distinto. Distinto porque ya no sólo me apetece estar contigo y charlar como antes, y reír como antes y pasear y salir de fiesta como antes, sino que además de eso me apetece besarte, y abrazarte y no dejar de mirarte nunca. Pero esto último era innecesario que yo lo sintiese o que lo sienta por ti porque nunca será cierto y nunca pasará a ser real. Solamente ocurrirá en mi cabeza y en mis pensamientos. Y tu seguirás siendo a ojos de la gente y de los tuyos un muy buen amigo, un MEJOR AMIGO, pero para mí siempre serás algo más, algo que quisiera que fueras y por desgracia para mí, y tal vez para ti, nunca serás.

3 comentarios:

Ayla dijo...

Nunca digas nunca porque la vida da muchas vueltas y podría llegar a sorprenderte

un-angel dijo...

...vengo del anterior post, tan hermoso, y debo repetir lo mismo: no pierdas la esperanza. Cree que puede ocurrir. Quizás con él.
Quizás él solo ha cumplido su misión, ha abonado el terreno para ese amor que mañana llegará.
Entretanto, siéntete dichoso por amar tanto y amar así, porque el amor, incluso cuando no es correspondido, es una fuerza que hace latir el corazón fieramente, y mejor vivir esa pasión que dejar pasar un día tras otro sin sentir.
En cualquier caso, siempre, te deseo lo mejor.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Nunca es demasiado tiempo, ¿no crees?. En ocasiones vemos como nuestros objetivos se alejan y pensamos que los perdemos, pero tan sólo es necesario esperar el momento en que reboten en algún lado y la inercia les traiga de nuevo a nuestro lado.