jueves, 27 de mayo de 2010

Aqui estoy yo

Aquí sigo, con mis paranoias, mis idas y venidas, como la vida, como el tiempo, como la Tierra que gira y gira sobre si misma sin llegar a ningún lado, no se mareará algún día?? Parece que el veranito ya está cerca y con él llegan nuevos ánimos, menos pereza, más ilusión por salir...salir como todo bicho viviente a tomar el fresco. Y es que al fin y al cabo la vida nos obliga a vivir en sociedad rodeados de personas a las que hemos de dar y de las que hemos de recibir. Personas con las que salir a tomar una cañita, con las que echarte unas risas, comentar algún cotilleo o contar algún problema de esos que todos tenemos aunque parezcan tontos. ¿Qué sería de nosotros sin esas personas que nos rodean? Familia, amigos, compañeros... todos nos dan y de todos sacamos algo, al igual que ellos de nosotros; y es que es tan compleja la tela de araña que formamos con los que nos rodean que a veces da vértigo balancearse sobre ella, pero es placentero, satisfactorio y adictivo, a la vez que necesario, y es que no hay nada más triste en esta vida que una persona que no tenga a nadie a quien acudir, que se sienta sola, aunque esté rodeado de gente. No es tan complicado tener amigos y gente a la que querer, a veces el problema no es de los demás sino de nosotros mismos, solamente hemos de dar lo mejor de nosotros, nuestra amistad, nuestra compañía, nuestros oídos, nuestra sonrisa... Sólo hemos de decir: aqui estoy yo para lo que quieras, y realmente estarlo.