martes, 5 de julio de 2016

La noche ya no me asusta






La noche sigue siendo oscura, pero ya no es tenebrosa, no da miedo, no atormenta. Ahora me gusta. Abro los ojos en medio de ella y sonrío, estoy tranquilo y feliz. Sólo tengo que girar la cabeza para ver que estás ahí, y ni tan siquiera eso, con los ojos cerrados puedo oír tu respiración. Ya no necesito forzar el sueño al dormirme para soñar contigo, para estar contigo, ya lo estoy. Tantas veces pensé en este momento, en estas noches de poder estar a tu lado.... que ahora me parecen que son mentira, un sueño, una ilusión; pero no es así, son reales y duermo a tu lado. Y la noche es preciosa, no hay murciélagos ni vampiros, ni demonios ni dragones, y si los hay no me importa porque estoy contigo, no tengo miedos. Tengo a mi lado al héroe de mi sueños, cogido de la mano, rozándome en cada movimiento, encogiéndome el corazón cada vez que me mira y veo en la profundidad de esos ojos la felicidad. Gracias. 

martes, 9 de febrero de 2016

Si me coges la mano me llevas a ese lugar en el que todo es felicidad. Si me  me aprietas me transporto a ese mundo maravilloso en el que solo existimos tu y yo, donde nadie conoce de nuestro sentir,donde nadie sabe de nosotros. Si me das tu mano volaré a ese país mágico en donde todo lo soñado es realidad y toda la realidad sentida.  Te miro y un pellizco engancha mí estómago.  Dame tu mano y llevame a ese lugar que solo tu y yo conocemos. Dame tu mano y llevame. 

domingo, 7 de febrero de 2016

Si pudiera olerte

La lluvia golpea en el cristal y me despierta, el ruido del aire inunda las calles esta noche. Estoy solo en esta cama que se me hace enorme. Cuando será el momento en el que despierte a medianoche y pueda olerte, y sin abrir los ojos me sienta acompañado, protegido, valiente, fuerte. Pero hoy no es ese día, y el viento sigue soplando y enfriando la noche, mi cama. Te echo en falta. Mi corazón compite en ruido con el viento, se acompañan. Si pudiera olerte... La falta nos hace de sentir la necesidad. Cierro los ojos e intento dormir para que llegue pronto el día, pero llegará también el despertar y seguiré sin tu olor, pensándote, esperando. Mañana espero que no haya viento. 

miércoles, 3 de febrero de 2016

Palabras

Palabras, dichas, pensadas, escritas o imaginadas. ¿Cual son las correctas? A veces  diríamos tantas cosas que por miedo se quedan calladas, otras por prudencia o simplemente por vergüenza a la reacción de los que las van a escuchar. Hablemos, digamos eso que el corazón nos dicta y que en nuestra cabeza imaginamos. Un te quiero, o soy feliz a tu lado, me he despertado pensando en ti. De un tiempo a esta parte he aprendido a sacar fuera esas palabras que quería decir y tenia presas, no todas las que quisiera ni todas las veces, pero algo es algo y esto también lleva un aprendizaje, estoy en pleno proceso y puedo asegurar que uno se queda mas a gusto  cuando salen, y con la práctica las palabras van fluyendo sin temor, sin miedo, sin vergüenza, aliviando nuestro tranquilidad, relajando el corazón y dibujando en nuestros labios una sonrisa.

"Estando aún encima suyo se acercó a su oído y le susurró: te quiero. Y un escalofrío recorrió su cuerpo. Jamás sabrá describir ese momento "


lunes, 1 de febrero de 2016

Empezar



Tras mucho tiempo sin asomar mi cabeza por aquí vuelvo a empezar de nuevo, y es que una vez leí una frase que decía : "nunca te canses de estar empezando siempre ", y hoy la he tomado prestada para arrancar de nuevo mi andadura por estas tierras. Ha pasado mucho tiempo y muchas cosas, pero ya habrá tiempo de hablar de todo ello, de momento puedo decir que mi alma está llena de gotas de lluvia, pero una lluvia fresca, esperada, como las gotas que nos refrescan y alegran una bonita noche de verano. El color azul ha inundado mi vida y quiero que siga siendo así hasta convertirse en permanente, una ilusión real que me ha hecho creer que de los oasis se puede beber y calmar la sed. 

jueves, 18 de octubre de 2012

Por buen camino

Hace tiempo escribí en la última entrada algo de lo que no estaba realmente seguro, algo que empecé a sentir con temor, con miedo y con mucha cautela. No por mi, yo me dejo llevar y me desbordo sin razón, pero tu me frenabas, me parabas sin que yo pudiera hacer nada para evitarlo. Ahora no puedes pararme. Mi corazón cabalga sin descansar cada vez que en mi mente aparece un recuerdo tuyo, y eso es continuamente, de manera que mi pecho no puede dejar de ser golpeado hasta doler. Ese algo ha ido día a día aireando y planchando mi corazón que tan húmedo y arrugado estaba. Vuelvo a tener miedo al escribir esto, pero es inevitable porque aunque hemos dados grandes pasos y hemos avanzado, tu sigues siendo un hierro fuerte de romper, estás acorazado de tal manera que es muy dificil entrar. Pero creo que he conseguido hacer una pequeña endidura en esa coraza blindada. Se que es complicado seguir adelante cuando se ha amado y se ha dado tanto para no recibir nada a cambio. Duele, duele hasta casi matar, pero nadie morimos por amor, hay que seguir adelante y tu lo estás consiguiendo. Pasar página es lo mejor, y se que lo has hecho, pero no me lo demuestras del todo, a veces te siento muy cerca de mi pero otras... mejor no pensarlo, y es que esta incertidumbre continua me mata aunque no quiero pensar en ella. Intento no pensar en comparaciones pero no puedo evitarlo, mi mente vuela a velocidad del rayo y a veces me quema.
Doña duda es poderosa, siempre está presente, pero si echamos un pulso saldré vencedor. Porque hay cosas que jamás pensé en hacer, jamás se me pasó por la cabeza sentirlas, vivirlas, y ahora lo estoy haciendo contigo a mi lado. Gracias por enseñarme todo lo que he aprendido, por mostrarme cosas que jamás sospeche, por hacerme sentir tan bien.

Sea como sea yo estaré ahí dandolo todo, tirando de ti, intentando entrar por esa hendidura hasta abrazarte y sentirte mio. Porque creo que mereces la pena, y debo luchar por aquello que es realmente bueno, y tu lo eres aunque no te lo creas.





miércoles, 20 de junio de 2012

Quiero


Quiero creer que la vida es más bonita de lo que parece, que las cosas son mucho más fáciles de lo que creemos, y que el amor es una experiencia única que todos merecemos vivir. Quiero enamorarme, quiero flotar y sentir esas mariposas en el estómago que me hacen dar saltos y suspirar hondo. Pero quiero sentirlo de verdad, que dure, que se quede y me haga vivir en una montaña rusa continuamente. No quiero amores pasajeros, no me gustan. Pero no se si esto que empiezo a sentir es bueno para mi o tal vez no lo sea para ti. Quiero meterme en tu vida, quiero sentir esa vorágine de palpitaciones que me llene el alma cuando te veo, cuando te pienso; quiero saltarme los días  del calendario que falten para verte, para abrazarte, para besarte y mirarte a los ojos y sentir... Sentir que mi alma deja de ahogarse con las gotas de lluvia.
Pero no quiero hacer todo esto sin tu consentimiento, porque no quiero que sea sólo de mi parte y que tu estés como una pared esperando que yo coloque el cartel de la película de la semana. Quiero tantas cosas que me siento egoísta, pero a veces hay que serlo, porque cuando crees haber encontrado a la persona que tan bien te hace sentir, merece la pena estar a su lado. Y es que contigo me siento tan bien que no quiero alejarme de ti. Nunca creí poder olvidarme de los fantasmas, pero parece que han cogido la puerta de atrás y se han marchado, espero que sea definitivamente. Porque quiero algo contigo. Porque quiero estar a tu lado. Porque quiero que tu sanes de la locura de mi mente. Porque quiero amar diferente.Porque te quiero a ti.