martes, 5 de julio de 2016

La noche ya no me asusta






La noche sigue siendo oscura, pero ya no es tenebrosa, no da miedo, no atormenta. Ahora me gusta. Abro los ojos en medio de ella y sonrío, estoy tranquilo y feliz. Sólo tengo que girar la cabeza para ver que estás ahí, y ni tan siquiera eso, con los ojos cerrados puedo oír tu respiración. Ya no necesito forzar el sueño al dormirme para soñar contigo, para estar contigo, ya lo estoy. Tantas veces pensé en este momento, en estas noches de poder estar a tu lado.... que ahora me parecen que son mentira, un sueño, una ilusión; pero no es así, son reales y duermo a tu lado. Y la noche es preciosa, no hay murciélagos ni vampiros, ni demonios ni dragones, y si los hay no me importa porque estoy contigo, no tengo miedos. Tengo a mi lado al héroe de mi sueños, cogido de la mano, rozándome en cada movimiento, encogiéndome el corazón cada vez que me mira y veo en la profundidad de esos ojos la felicidad. Gracias.