miércoles, 5 de noviembre de 2008

Ganar o perder


Ganar o perder, todo en esta vida depende para muchas personas de estas dos palabras, si ganamos somos los mejores y somos capaces de mirar por encima del hombro a los demás, y si perdemos... si perdemos somos unos fracasados y no somos nadie. Esto no debería ser así, ya que a todos nos gusta ganar pero solo uno puede ser el ganador, hay que saber afrontar la derrota, es un estado más de nuestra vida, todos hemos sido perdedores alguna vez, pero ello no es sinónimo de perdición ni de desánimo. La deportividad no es un mito, sino una gran escuela muy servicial para toda nuestra vida. Hay que aprender desde pequeños que todos somos iguales, ni mejores ni peores, sino personas humanas capaces de herir y hacer felices a los demás, que es lo que realmente ha de importarnos.


El otro día intenté romper el silencio que me atormentaba y me gritaba desde hace mucho tiempo, pero no hubo contestación alguna. Sigo inmerso en ese silencio desgarrador que me grita desesperadamente en los oídos. No puedo soportarlo más, soy incapaz de vivir con ello. Pero no me quiere abandonar, se ha hecho mi aliado, mi cómplice, mi amigo, mi guía. Solo tú eres capaz de convertirlo todo en bella melodía, solo tú tienes la llave de la música que esperan oír mis oídos, solo tú eres el maestro que sabe la clave para que mi corazón vuelva a latir igual que antes, con fuerza, con vida, con alegría. Y todo esto es posible si rompes ese silencio que me ahoga, me aplasta y me mata. Me siento como las gostas de lluvia en un día de viento, frágiles y desacompasadas, frías, amargas, y no queridas. Mi alma tampoco quiere ya más gotas de lluvia, no puede absorver más. No quiere y yo no puedo obligarle. Ha perdido, y yo con él.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Siempre volvemos

He vuelto después de mucho, mucho tiempo sin atreverme a entrar por aquí, pero aquello de que el tiempo lo cura todo parece que es cierto!! por fin un refrán que se cumple!!! jajaja!! hay muchos que se cumple, aunque éste último creo que no es fiable del todo, porque el tiempo podrá curar y tapar todo aquello que la mente vagamente va olvidando pero que no termina de irse nunca, el tiempo simplemente lo difumina pero los recuerdos no hay quien los borre ni los difumine y mucho menos los elimine, siempre están ahí, para lo bueno y para lo malo. Pero es así, la fiesta debe terminarse pero nunca dejaremos de recordarla.

Llevo tiempo sin entran por aquí y es que, entrar a escribir era como volver a abrir esa herida que poco a poco está cicatrizando, aunque nunca lo hará del todo, porque como decía antes, los recuerdos están ahí impacientes por salir al escenario; pero hoy me he armado de valor y he dicho: ya es hora de ponerse en pie y seguir adelante, la vida sigue, y es uno mismo el que ha de tirar del carro de su vida, cueste lo que cueste, la gasolina está cara pero hay que comprarla porque si te paras, tu coche no arranca y no sigue, y eso no es a lo que hemos venido aquí. Con lo que de ahora en adelante, espero que así sea, entraré más a menudo a escribir que al fin y al cabo es lo que me gusta y lo que me anima. La familia, los amigos, y toda la gente que te quiere son imprescindibles para seguir adelante, pero la máquina del tren es uno mismo, y sin máquina no hay tren, y si no hay tren no hay nada.



Habéis escuchado la nueva canción de Amaia Montero? la exvocalista de La Oreja de Van Gogh? a mi me encanta, como veis soy un poco masoca, pero me gusta serlo de vez en cuando, si no no sería yo; creo que ha dado un giro radical a lo que hacía antes, es una canción muy bonita, y con esa maravilla de voz que tiene la hace mas hermosa aún, aunque para gustos se hicieron los colores. Os la dejo la dirección del video de youtobe para que la escuchéis, espero que os guste tanto como a mí.

http://http//es.youtube.com/watch?v=SqwbhU17VXo

Un saludo.