martes, 9 de febrero de 2016

Si me coges la mano me llevas a ese lugar en el que todo es felicidad. Si me  me aprietas me transporto a ese mundo maravilloso en el que solo existimos tu y yo, donde nadie conoce de nuestro sentir,donde nadie sabe de nosotros. Si me das tu mano volaré a ese país mágico en donde todo lo soñado es realidad y toda la realidad sentida.  Te miro y un pellizco engancha mí estómago.  Dame tu mano y llevame a ese lugar que solo tu y yo conocemos. Dame tu mano y llevame. 

domingo, 7 de febrero de 2016

Si pudiera olerte

La lluvia golpea en el cristal y me despierta, el ruido del aire inunda las calles esta noche. Estoy solo en esta cama que se me hace enorme. Cuando será el momento en el que despierte a medianoche y pueda olerte, y sin abrir los ojos me sienta acompañado, protegido, valiente, fuerte. Pero hoy no es ese día, y el viento sigue soplando y enfriando la noche, mi cama. Te echo en falta. Mi corazón compite en ruido con el viento, se acompañan. Si pudiera olerte... La falta nos hace de sentir la necesidad. Cierro los ojos e intento dormir para que llegue pronto el día, pero llegará también el despertar y seguiré sin tu olor, pensándote, esperando. Mañana espero que no haya viento. 

miércoles, 3 de febrero de 2016

Palabras

Palabras, dichas, pensadas, escritas o imaginadas. ¿Cual son las correctas? A veces  diríamos tantas cosas que por miedo se quedan calladas, otras por prudencia o simplemente por vergüenza a la reacción de los que las van a escuchar. Hablemos, digamos eso que el corazón nos dicta y que en nuestra cabeza imaginamos. Un te quiero, o soy feliz a tu lado, me he despertado pensando en ti. De un tiempo a esta parte he aprendido a sacar fuera esas palabras que quería decir y tenia presas, no todas las que quisiera ni todas las veces, pero algo es algo y esto también lleva un aprendizaje, estoy en pleno proceso y puedo asegurar que uno se queda mas a gusto  cuando salen, y con la práctica las palabras van fluyendo sin temor, sin miedo, sin vergüenza, aliviando nuestro tranquilidad, relajando el corazón y dibujando en nuestros labios una sonrisa.

"Estando aún encima suyo se acercó a su oído y le susurró: te quiero. Y un escalofrío recorrió su cuerpo. Jamás sabrá describir ese momento "


lunes, 1 de febrero de 2016

Empezar



Tras mucho tiempo sin asomar mi cabeza por aquí vuelvo a empezar de nuevo, y es que una vez leí una frase que decía : "nunca te canses de estar empezando siempre ", y hoy la he tomado prestada para arrancar de nuevo mi andadura por estas tierras. Ha pasado mucho tiempo y muchas cosas, pero ya habrá tiempo de hablar de todo ello, de momento puedo decir que mi alma está llena de gotas de lluvia, pero una lluvia fresca, esperada, como las gotas que nos refrescan y alegran una bonita noche de verano. El color azul ha inundado mi vida y quiero que siga siendo así hasta convertirse en permanente, una ilusión real que me ha hecho creer que de los oasis se puede beber y calmar la sed.