miércoles, 10 de febrero de 2010

No puedo


Puedo esperar a descubrir si en verdad ME AMAS, atando para ello a mi corazón.


Puedo callar como si fuera un mudo lo que SIENTO, aunque en mi interior los gritos alcances decibelios insospechados.


Puedo no mirar hacia el futuro más allá de lo que pueda ESPERAR por ti.


Puedo maquillar mi sonrisa cuando me dices que eres FELIZ y yo me tengo que alegrar por ti.


Puedo hablar de ti como si fueses uno más, aunque en realidad eres el ÚNICO que invade mi cabeza.


Puedo decir que no me importas aunque con ello me ENGAÑE a mi mismo y no sea así en mi corazón.


Puedo razonar que ESTO no es posible, pero mi corazón no controla esa técnica racional.


Puedo hacer tantas cosas por TI, por esperarte, por amarte, que no sabría hasta que punto podría llegar, pero lo que NO PUEDO es vivir continuamente con esta incertidumbre porque entonces, lo que no podría es VIVIR.


Y VIVIR SI TI NO PUEDO.

5 comentarios:

Akira dijo...

Mucha incertidumbre, mucha... al fin el personaje en cuestión intuye algo al respecto???


Saludos

Akira dijo...

Leito!

Lo que sucede es que siempre estoy en ascuas cada vez que te leo, porque quiero creer que en realidad a él le pasa lo que a ti y tal vez él tambien sienta temor de decirte que le gustas y es que tambien no veo la hora en la que publiques un post donde toda esta angustia en la que nos traes se acaba contandonos que se quieren y que van a estar juntos.
Perdoname lo cursi pero es que la forma en como describes la situación me pone a pensar mucho en el amor con todas sus sensaciones.

Un abrazote y nos estamos leyendo!!!

Alya dijo...

No es un jardin mal cuidado lo que tengo, sino un bichito que poco a poco está estropeando mis plantitas... y todo por celos y miedo.

quizás...lo que tendrías que pensar es si la espera sirve, si no esperarás en vano, no amarás en vano y dejaras de vivir momentos inolvidables por esperar...

Alya dijo...

me gustaría llegar un día y leer en tu blog..."Lo conseguí, es mio!" y sentir que por fin estás feliz =)

un-angel dijo...

...despues de mucho tiempo, demasiado. Creo que debo suscribir el comentario anterior, me hubiera gustado venir y encontrarme con que por fin estabas en sus brazos...Y que tras las gotas de lluvia había llegado el sol y un cielo despejado.
Quizás no debas cerrar tus sentidos a lo que te rodea, quizás tu felicidad no está donde te empeñas en buscarla sino muy cerca de ti y no lo estás notando...quiero decir, no dejes de buscar, ni pierdas la esperanza.
Mientra dura esta lluvia, no cierres los ojos ni tampoco el corazón.
Un abrazo.