miércoles, 13 de enero de 2010

Comparaciones


¿Por qué siempre estamos comparándonos con otras personas? Que si fulanito es más guapo, que si menganito gana más dinero, que si tal y cual tienen un coche mejor que el mío... y así hasta el infinito. Cada uno somos como nos ha tocado ser o como mejor hemos elegido, y es muy triste tener que estar continuamente comparándonos con aquellos que nos rodean. Si yo tuviera y fuera igual que mi vecino de enfrente no sería yo! sería mi vecino de enfrente, y yo dejaría de existir porque sería mi vecino de enfrente. Cada uno somos, como se suele decir, un mundo, un mundo distinto i inigualable a los demás, y ahí radica lo bonito de ser uno mismo, de que nuestra mente y nuestro corazón son únicos y como tal hemos de mostrarlos. No intentemos imitar a los demás, sino mostremos lo que tenemos porque nadie más lo tiene, sólo nosotros. La autenticidad de cada uno radica en ser únicos, tener personalidad y crear un mundo particular en torno a nosotros donde todo sea distinto para los demás pero normal para nosotros.

Todo el mundo se ha comparado alguna vez, de hecho yo lo sigo haciendo, pero con el paso del tiempo la vida te va demostrando que uno es como es y no se puede cambiar por nadie, y seguiremos siendo nosotros hasta el fin de nuestros días. Pero hemos de aceptarnos tal y como somos y luchar por lo que sentimos ya que nadie lo hará en nuestro lugar. Si somos juzgados o no por ser como somos no debe importarnos, el que esté libre que tire la primera piedra, y si alguien la tira no ha de importarnos porque tal vez a su juicio no seamos adecuados, pero para el nuestro sí, y ese es el que cuenta.

3 comentarios:

Alya dijo...

porque la gente se compara? porque en la sociedad en la que vivimos nos han enseñado que si tengo mas que los demás soy mejor, si soy guapo, tengo dinero y una mansión soy mejor persona que quien trabaja de sol a sol.

es más envidia y querer superar a los demás que otra cosa...además...a la gente le encanta cotillear, rumorear y demás...

Alya dijo...

puff mi casa esta llena de esos recuerdos materiales, y no me molesta que estén ahi, de vez en cuando los veo y me pongo a recordar...el problema es cuando sientes que alguien quiere usar ese recuerdo material y usarlo, ahi estás a la defensiva y no se lo quieres prestar.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Hay varios modelos educativos. Entre las distintas catalogaciones podemos decir que hay modelos competitivos (en los que cada niño es responsable de su expediente académico con independencia del rendimiento del sujeto como parte del grupo) y el modelo cooperativo, donde cada uno tiene su lugar en el grupo y es importante para que el grupo avance. ¿Adivináis en que modelo hemos sido y seremos educados?. Esto no es ni bueno ni malo. Ambos modelos tienen pros y contras. ¿Habéis oído hablar del síndrome del impostor?. En cierta forma nade de este sistema normativo y no criterial.

Esa puede ser la explicación teórica, la otra, la lega, es que queremos que nos vaya bien, y nos fijamos en aquellos a los que creemos que le va bien y suponemos inconscientemente, que si conseguimos parecernos, también les copiaremos el destino, y por ende, nos irá bien.

Jo, que rollo.

El Oráculo ha hablado.