miércoles, 13 de octubre de 2010

Maldito loco


Muchos quizás vendrán, inesperados o buscados, llamados o tal vez siendo llamados, jamás llenarán lo que ahora está vacío pero que alguna vez fue fértil gracias a tu sonrisa. Lo es aún cuando los recuerdos vuelven, cuando tú apareces y sonríes.

No temo al fuego eterno aunque me incitaras a él, que no fuiste tú sino yo, pero no por iniciativa propia sino por una explosión espontánea de encantos que siempre estuvieron ahí en ti, pero que no se por que disparatada razón no habían llegado a mí. Y maldigo el momento en el que eso ocurrió porque desde entonces en mi vida aparecieron unos colores que yo no sabía que existían, pero no fueron solamente colores alegres y bonitos, también aparecieron unos tonos grises y oscuros contrarrestando aquel maravilloso despliegue de color y dando a mi vida una sensación de ahogo y angustia que me hacen sentir como un maldito loco.

Desde entonces mi única luz eres TÚ, si me alejo la oscuridad aparece y eso...me da miedo; me he propuesto miles de veces ser valiente pero no soy capaz, no lo consigo y luego pienso que tampoco quiero, no quiero alejarme de ti, de tu luz, no me imagino dormir sin soñar contigo.

Alguien aparecerá intentado llenar lo que tu sin querer llenaste, pero jamás podrá regalarme una sonrisa como la tuya, porque esa solo hay una, que para mi desgracia no es mía.

No me imagino amando a alguien que no seas TÚ,no cabe en mi cabeza, esa que tanto le gusta volar e imaginar pero que no concibe que viva en ella alguien distinto a ti.

Sea lo que vaya a ser gracias por sonreirme, aunque tu no sepas que esa maravillosa sonrisa gratuita que me regalas, sea la culpable de que mi corazón lata con la fuerza de un caballo desbocado.

1 comentario:

Ikana dijo...

A mi también me da miedo la oscuridad; la oscuridad y lo que hay en ella.

No estas loco.

Besos gélidos