lunes, 7 de febrero de 2011

De tu mano


He estado de viaje en una ciudad preciosa, con un encanto que parece sacado de un cuento de la Edad Media: Praga. Con sus torres de capucha verde, con el Moldava dividiendo la vida en dos mitades unidas por puentes pero sobresaliendo de todos el puente de Carlos, maravilloso, increíble, precioso... no tengo palabras para describirlo; el recinto del Castillo, el cementerio judío... Un lugar obligado para visitar. Me encantaría ir de nuevo, pero tal vez más tranquilo, porque fue todo un no parar!!! pero sobre todo me gustaría ir contigo, a tu lado, cogido de tu mano, y enseñarte todos los rincones que ya he visitado y en los que en cada uno de ellos pensé en ti, en tus manos, en tus labios... en tus ojos; en que algún día puedas estar a mi lado. Me imaginé atravesando el rió a media tarde por el puente de Carlos a tu lado, con un violinista callejero de fondo tocando una romántica pieza clásica, envueltos con la neblina, con la mirada de todas las estatuas puestas en nosotros, siendo testigos de nuestro amor.

Ha sido un viaje muy divertido a la vez que bonito, pero en todos y cada uno de sus rincones visitados no ha faltado un pensamiento para ti, todo me recordaba a ti, no se si ha sido porque en general es una ciudad romántica o porque me apetecía estar contigo allí, o porque de tu mano soy capaz de ir a cualquier sitio. Sea por lo que fuese el fuego sigue vivo, y sus llamas cada vez son más altas. Eso pasa por hacerme creer que tal vez todo se puede conseguir. De momento te consigo en mis sueños, y es que... por algo hay que empezar.

2 comentarios:

Srta. Nostalgia dijo...

Me alegro de que fuera un viaje tan enriquecedor. Un beso.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Si ha estado en tu recuerdo, cuando visite Praga, de tu mano, sin duda, pensará que ya vió los lugares que descubra por primera vez.