viernes, 5 de marzo de 2010

La vida

Hay días en los que todo parece oscuro, se nos vienen encima esas nubes que no paran de llorar y todo el agua lo absorbemos hasta que nos empapa el alma. Pero hay que darle vida a los consejos y levantar la frente para mirar al horizonte y ver, que las nubes que nos mojan no son infinitas y que llegará un momento en el que se secarán, se irán y entonces veremos el sol. Esos días en los que las entrañas parecen estrujadas por el dolor, hemos de intentar apartarlos y pasar de puntillas como si de un charco se tratase. La vida está llena de sorpresas, está llena de cosas que a veces pasan por cobardía y otras porque simplemente aniquilan nuestro alma sin saber como ha podido pasar, pero estamos vivos y como tal hemos de seguir, viviendo lo mejor que podamos, buscando la felicidad y saltando esos días oscuros que nos hacen apartarnos de la realidad y sumergirnos en nuestro propio dolor, que al fin y al cabo es pasajero. Pero hay que sufrirlo, y es que todos sufrimos por algo o por alguien, ya que somos humanos y, como decía antes, estamos vivos, y el que no siente es porque ya no está vivo, está muerto, Y yo prefiero sufrir.

2 comentarios:

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Así es. La apatía es una palada en una tumba fría y tonta.
Mejor sufrir que cero.
En cuanto a las nubes y la lluvia. No es mal agua la que cae del cielo. Los besos mas cristalinos se dan bajo la lluvia. Los abrazos más calientes regados por el agua mansa del invierno.
Eso dicen algunos. Mi templo es un lugar seco, pero puedo oler la lluvia, que es algo.

Alya dijo...

Pasarlo mal es algo natural, ya que si no lo hicieramos sería porque ese algo o alguien no nos importa no?
además, tendemos ha acostumbrarnos a ciertas situaciones, y muchas veces, cuando queremos cambiar y dejar eso atrás, nos cuesta...pero somos flexibles y tarde o temprano nos adaptaremos a la nueva situacion y seremos felices de nuevo no?

espero que hayas pasado buen fin de semana

un saludo