jueves, 26 de mayo de 2011

Cuando me miras



Te miro y directa e invitablemente una sonrisa se dibuja en mis labios. Pero te miro y no se que es lo que veo, si realmente veo lo que es o si sólo veo aquello que quiero ver y que mi alma finge a través de mis ojos.




Veo una mirada limpia, transparente, agradable, que me llama, me obliga a buscarla y que me mira, me mira de tal manera que mis ojos conectan con los tuyos y se crea un vínculo como si todo lo que sentimos pudiera ser entendido por nuestros ojos.




Cuando te pillo de improvisto mirándome, (no es que te pille, sino que noto que me estás mirando, y no que me está mirando cualquiera, noto que me están mirando TUS OJOS, esos en los que sería capaz de vivir y construir mi propia vida dentro de ellos, porque son tan vivos que nunca faltaría vida, nunca me faltaría amor) tu intentas cambiar la mirada, forzándote a apartarla de mi, lo noto, o a veces te descubro mirándome y al cruce de nuestras miradas sonríes como diciendo: me has pillado! Y si, te he pillado muchas veces mirándome con la claridad de tus ojos, con su luz, con ese brillo que quiero poseer pero que no llega nunca hasta mi, y que no se si es sólo casualidad o que hay un imán entre tus ojos y mi cuerpo. Sea como quiera que sea, mi corazón se acelera como un caballo desbocado cuando me miras de esa manera "rara", y soy incapaz de controlarle y mis nervios se disparan hasta tal punto que no soy capaz de reaccionar ni de pronunciar una palabra sin meter algún tartamudeo entre ellas.




Tus ojos me hablan, y me hablan de tal forma que los oigo a gritos decir que me acerque a ti y una mis labios con los tuyos, que te abrace, que te sienta y una vez hecho esto siga mirando tus ojos para navegar por ese mar que está en ellos, tu mar, mi mar, ojala, nuestro mar.

1 comentario:

Lagrimasdescarcha dijo...

qué bonito...

La verdad que sentir que ese alguien te hablo solo con la mirada... aish... a veces es tan bueno sentirse "deseado"...