viernes, 11 de septiembre de 2009

De vuelta

Otra vez de vuelta a la rutina. Pero la rutina a veces es buena compañera porque nos hace de llevar una vida más ordenada. Tal vez hubiese preferido no volver y que estos días de vacaciones hubieran sido eternos. Eterno como el pálpito de mi corazón por estar y oír a la persona que ha hecho de mi vida en estos días un inmenso mar de felicidad solamente con estar a mi lado. Pero cada vez voy queriendo más y más, mi alma ya no se conforma con estar cerca y escuchar su voz, mi corazón tampoco, un día empezará a fibrilar cuando me mira más de cinco segundos seguidos que para mí son una eternidad. Pero ese más y más no es posible que se haga verdad. Mi enamoramiento va pasando cada vez por grados superiores y no me hace bien. He pensado en no verlo una temporada. Pero cuando veo su nombre en la pantalla del móvil vibrando, mi corazón también vibra de alegría, de emoción y de ilusión porque se acuerda de mí, porque voy a escuchar su voz, porque voy a estar cerca. Estos últimos días disfrutando de su compañía, entre otras compañías, me he dado cuenta de que nunca podré olvidar, de que el tiempo no curará mi herida ni conoceré a nadie que pueda cerrar su hueco. Tal vez deba dejar de verlo una temporada para calmar mi amor que día a día crece sin poder frenarlo. Esto no puede ser ni puede seguir así porque me volveré loco. No se si deba decírselo o no, tal vez sea lo mejor, pero tampoco quiero arriesgarme a perder una amistad que me da vida. Ya lo pensaré.
En otros días os contaré algunas cosas que me pasaron y que me llenaron el alma de ilusión, aunque tampoco es bueno para mí esa ilusión que se va apoderando de todo mi yo, porque después todo sigue igual.

2 comentarios:

Aki®a dijo...

Es tan lindo leerte. Me siento plenamente identificado con todo lo que escribes, podria decir que tenemos muchisimo en común en cuanto a sentir.

El amor primero, el amor, cualquier amor que sea verdadero no lo arrancas ni lo olvidas y creeme, el hueco y la herida no cierran, pero aprenderas a manejar todo eso que sientes, aprenderas a manejar todo ese amor y no sentiras dolor (si acaso hay lugar para ello).

Un abrazote!

un-angel dijo...

Bienvenido...
...y como dice el anterior amigo, no se trata de arrancar ni de olvidar, sino de atesorar el sentimiento en lo que vale...cuando pase el tiempo y encuentres lo que buscas, pues si coincide que es este amor, ¡magnifico!, pero si no lo es, verás como recuerdas todo lo que a este se refiere con muchisima ternura.
La rutina ( a veces despiadada )te habrá abrazado ya.
Yo, como parte de tu rutina, te mando otro abrazo...