lunes, 5 de octubre de 2009

Ya has llegado

La vida está llena de obstáculos que hay que ir esquivando sin caer, o si caemos levantarnos y seguir, un parche más y a seguir el camino. Y la manera más fácil de seguir es pensando en ti. TU me ayudas a salir de los baches en los que estoy, TU me animas a secar las lágrimas que asoman a mis ojos, TU me abrigas el corazón con tus manos y con tu voz, intentando calmar su furia, y esa furia se convierte en amor con sólo cerrar los ojos y escuchar tu voz. No me importa si estás lejos o estás cerca porque se que estás y con sólo una llamada puedes venir y abrazarme, pero eso abrazo inocente para ti no es lo mismo para mí, el cual siento como una inyección de vida, de aliento en medio del desierto donde todo es seco y tú me das el agua necesario para no caer. Y si caigo TU estás par levantarme, para darme tu mano amiga, y otra vez vuelves a darme esa inyección de vida que es tu mano sobre la mía. Cuando me tocas, cuando te acercas o cuando me miras. Porque TU eres mi meta más cercana y a la vez la más lejana, esa que me gustaría cruzar con los brazos arriba y dando saltos de alegría; esa que me da fuerzas para seguir, por si algún día pudiera llegar, aunque no sea el primero, pero llegar y saber lo que se siente entrando por la meta y saber que TU estás con los brazos abiertos esperándome para decirme: TE ESTABA ESPERANDO Y POR FIN HAS LLEGADO.

2 comentarios:

Lara dijo...

"Porque TU eres mi meta más cercana y a la vez la más lejana, esa que me gustaría cruzar con los brazos arriba y dando saltos de alegría".

Las metas, justo cuando cruzas la línea y "vualá" el hechizo se cumple. Ese es el momento mágico. El momento irrepetible.

Me encanta!

Lara tiene alas

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

El Oráculo te habla: lo que no ha sido será.