viernes, 15 de mayo de 2009

Adolescentes


Ayer estuve comiendo con unos amigos, y en la sobremesa salió el tema de los adolescentes, ya sabemos como se las gastan las hormonoas en esa época. Pero a parte de hormonas y pavo, que es lo que más se tiene, hay que tener algo de principios y de cabeza, que aunque nos creamos que a esa edad no se tiene, yo puedo asegurar que se tiene, otra cosas es lo que queramos ver y hacer. Pues en este tema de la conversación un amigo mío, cuyo hermano es enfermero en urgencias, le contó que el sábado anterior fué una chica a urgencias a pedir la píldora del día despues. La chica tenía 15 años, iba con una amiga y el doctor le preguntó que cuando y a que hora había tenido la relación sexual, y la chica ni corta ni perezosa le preguntó al doctor que cual de ellas ya que había tenido varias, exactamente tres. El médico le dijo que sólo le interesaba la primera, y ella empezó a contar: pues primero fué con Fulanito a eso de las 12 de la noche, a las 3 con Menganito y a las 5 con...; el médico, como cualquier otra persona normal, se quedó con la boca abierta pensando si aquello era una niña o una muñeca hichable de esas que tiene no se cuantos agujeros a la vez que pensaba si la recetaba una crema anti-inflamatoria. Algo subrrealista pero real, y es que una vez más la frase de que la realidad supera a la ficción es cierta. ¿Como una niña de 15 años puede tener en una misma noche tres relaciones sexuales y con gente distinta? Y encima ¡sin protección ninguna! Pero la chica no se cortó ni un pelo y la verguenza la dejó en casa porque al hospital no la acompañaba. Estoy seguro de que no era la primera vez que esa chica se divertía tanto como lo hizo esa noche. Con quince años no se puede estar a esas horas de la madrugada en una discoteca o en la calle o ningún sitio que no sea su casa, pero una vez más estamos en el ámbito de lo que se supone que esa niña tiene y que se llaman "padres". ¿Pueden unos padres normales dormir a gusto y tranquilos sabiendo que su hija de 15 años no está en su casa a las 3 de la madrugada? Sinceramente creo que no, pero no soy padre y no me puedo poner en su situación aunque me hago una idea. No me extraña que dentro de poco esa niña se quede embarazada, de no sabemos quien, y quiera abortar, y por supuesto sus padres la apoyarán porque son unos padres muy enrollados, modernos y amigos de sus hijos. Los padres no pueden ser nunca amigos de sus hijos, porque los amigos se buscan en la calle y los padres tienen una función totalmente distinta que es la de educar y proteger a sus hijos. Y como este caso hay muchos, ¡Así nos va!

No hay comentarios: