domingo, 24 de mayo de 2009

Tarde de domingo

Aquí estamos una tarde más de domingo rara como diría Amaral, y es que ¿que haces un domingo por la tarde? Te echas a la siesta, ves una peli, miras el correo, hablas por el messenger... ¡que aburrimiento! las tardes de los domingos nos las deberíamos de saltar porque no sirven para nada. A no ser que tengas pareja y te vayas a pasear con ella agarrados de la mano por el parque,a mirar las palomas de comer, a mirarte a los ojos... pero eso es muy cursi!! ya no se lleva!! Y si no tienes pareja, con los amigos no cuentes un domingo por la tarde porque están todos medio muertos despues de la fiesta del sábado!! Sólo te queda tirarte en el sofá a atiforrarte de chucherías y bollos mientra ves la tele y te pones como una foca porque los domingos tampoco se hace ejercicio porque son para descansar. Asi que no te queda más remedio que echarte a la siesta aunque no quieras!! Entonces te echas a la siesta y te pones una peli de esas de sobremesa para dormirte mejor, y justo cuando vas a coger el sueño suena el teléfono, te levantas con muy mala leche y dices: _¡digame! _¡Ey tío que pasa! ¿A que estabas echado a la siesta? Joder! no vales pa na! Oye que hemos quedao esta tarde para tomar algo a eso de las ocho, ¿te apuntas, no? Venga pues luego nos vemos vale? Hasta luego. _ Vale Juanjo adios, pero... es que ni siquiera te ha dejado de meter baza! Y si no quieres ir? y si a las ocho no puedes? y si prefieres antes? Y si....? Y si nada, a las ocho y punto, si quieres vas y si no pues te sigues aburriendo tirado en el sofá de tu casa viendo la peli de sobremesa de Antena 3. Entonces solo te queda dormirte hasta las siete y media que te levantes para vestirte. Pero coges el hilo de la peli y ¡te está gustando! Ya no puedes dormirte porque tienes que verla de terminar. Pero justo en el úlitmo intermedio, tras 2o minutos de anuncios caes rendido y cuando te despiertas ya he terminado y he empezado otra. ¡Joder! no he visto el final. Aunque como siempre habrán ganado los buenos y el malo se habrá ido a la carcel, como debe ser. A las ocho te vas con tus amigos y lo primero que haces es preguntar que si han visto la peli de Antena 3, pero ninguno ve esas mariconadas. Y dices que te has dormido en el último intermedio y entonces un alma caritativa dice: _ah! pues yo estaba haciendo zaping justo en ese momento y lo he visto. Hombre que casualidad! Y la peli termina como tu te habías imaginado. Al igual que la tarde de Domingo: como una más de tantas otras.

1 comentario:

un-angel dijo...

Las tardes de domingo son un modelo de autenticidad, por mucho que uno intente cambiarlas y enfocarlas de otro modo, siempre terminan siendo ellas mismas, nuncan traicionan ese espíritu suyo tan...pesado.
Y si además son grises y con lluvia, ni te cuento.
Un saludo, ¡feliz lunes!...