lunes, 20 de julio de 2009

Decisiones y caminos


El camino se hace largo si no estás a mi lado, la vida puede que sea dura, y los minutos eternos mientras nos dejan la soledad y el vacío del desamor; pero los sueños son eternos cuando tú estás allí, al igual que el tiempo en el que pienso en ti, es agradable, todo parece flotar a mi alrededor, la vida es vida y el tiempo no existe, el universo se detiene porque tú estás en mi mente, que es donde sueles estar siempre. Pero el camino vuelve a hacerse espinoso cuando el simple zumbido de una mosca me hace despertar de mi ensoñación y me doy cuenta de que la vida real es otra, donde hay dolor, donde hay miedos y desesperanza. Pero debemos mantener viva la ilusión para seguir adelante por el simple hecho de que se puede ser feliz de muchas maneras, y si una de ellas nos falla no vamos a echar abajo las demás, nos construiremos una coraza y saldremos a la guerra, a luchar, a combatir con eso que llaman vida, sociedad. Pero basta una simple llamada o un simple HOLA para que esa coraza que hemos estado construyendo día a día se venga abajo y se convierta en polvo, y nos deje desnudos otra vez, indefensos, con el corazón en carne viva, desamparado y mojado por las gotas de lluvia que se nos clavan como espinas afiladas. Pero así es el camino, a veces llano y a veces con piedras o con baches que nos entorpecen llegar a la meta. Una meta que no siempre es la esperada pero es a la que hemos llegado y buscar otra se hace muy pesado y a veces casi imposible. El camino es un laberinto en el que elegir la ruta adecuada y la correcta es cuestión de decisiones no siempre acertadas. Yo no se si TU eres la ruta correcta, pero es la que quiero seguir la que me llevará a mi meta soñada, otra cosa es que pueda llegar.

3 comentarios:

Mar del Norte dijo...

Qué dificil resulta a veces el camino... menos mal que nadie nos quita el soñar si no seria terrible...
Besos

un-angel dijo...

Que te puedo decir... siempre me parece que te largo el "sermón de la montaña", jaja...La verdad, amigo mio, es que aquí, en el mundo de a pie, no hay garantizados finales felices. Al menos no nos vienen regalados, hay que luchar, y a veces dejar un poco de sangre en el camino hasta que llega el momento en que vemos recompensado ese esfuerzo y damos por buena la vida derramada. Pero fíjate bien, es mejor luchar y perder y que te duela y seguir adelante apretando las heridas que permanecer a un lado por miedo a...qué se yo...por miedo a sufrir, por miedo al rechazo...en fin, solo decirte que NADIE estará para confirmarte si la ruta elegida es la correcta, pero si lo sientes AHI, ya sabes, ahi dentro, donde se sienten de verdad las cosas, donde amas, donde te duele...si lo sientes ahí, lanzate adelante, porque si lo sientes justo ahí, es el camino correcto, de verdad.
Y una vez más, un abrazo...

Ayla dijo...

simplemente por el hecho de intentarlo, de buscar tu meta, siguiendo el camino que aunque no sea el correcto, sino el que tu quieres hacer, te ayuda a aprender, a disfrutar de cada momento y a superar los que no son tan buenos.

si te caes, te levantas otra vez, y sigues aquello que es tu vida, aquello que te ayuda a seguir, aquello que te reconforta aunque te deje desnudo ante la sociedad, aquello que te cura las heridas del dia a día, y que siempre sera un recuerdo inolvidable.