lunes, 6 de julio de 2009

Más lluvia

Este post está escrito como consecuencia de un comentario que ha hecho un-angel(gracias por serlo) donde dice que es entendible el marcharse sin decir adiós, yo también lo entiendo, porque también lo he hecho y lo he vivido, pero no lo comparto. Creo que hay que ser valiente y afrontar aquellas consecuencias que nosotros mismos hemos provocado con nuestras acciones, por mucho que duela o que nos cueste es lo mejor, afrontar las cosas y si hay que decir adiós decirlo ya que de esta manera nosotros tal vez pasemos un mal rato, pero a la otra persona la podemos ahorrar una muy mala temporada, y algún día nos lo agradecerá. Yo también suelo salir corriendo, como veis la teoría se me da muy bien, pero la práctica me cuesta un poco y es que soy muy cobarde, y muy estricto conmigo mismo.
También es consecuencia del comentario de Aki®a, quien dice que no se puede morir de amor, y estoy totalmente de acuerdo contigo, ya que primeramente hay que amarse a uno mismo, eso es difícil y cuesta lograrlo a veces, pero se puede conseguir (yo estoy en proceso). Lo que pasa es que no todo el mundo es capaz de alcanzar esa meta, hay gente vulnerable que no saben salir del pozo en el que se encuentran, y prefieren ahogarse a aprender a nadar. No es fácil decir adiós a quien no quiere compartir su vida con nosotros si sientes una fuerza atrayente e irresistible hacia ese alguien, te lo puedo asegurar, y por lo que he leído tu también, pero hay que hacerlo, solo hay dos caminos: olvidarlo o vivir con ello, y ésto último es como morir.
Ayla también comentó y dijo que es de cobardes no levantarse y luchar, por supuesto que es de cobardes, pero en cierto modo pienso que todos lo somos alguna vez, o que tal vez llega un momento en el que te cansas de luchar y te abandonas a tu suerte, no siendo cobarde con ello sino tal vez un poco realista, dejando la lucha para cuando se pueda, empapándote con las gotas de lluvia que eres incapaz de librar.
Gracias a todos por leerme y por comentar. Un fuerte abrazo.

2 comentarios:

un-angel dijo...

Amigo mio:
Pensando en lo que te dejé dicho y que suscitó parte de este post, pues añadir a esta "nueva lluvia" que lo que pueda comentarte es desde mi más elemental humanidad, y que no soy en absoluto buen consejero para nadie, pues no solo no acierto a menudo, de hecho me equivoco una y otra vez y casi siempre que hay que tomar una opción, tomo la incorrecta. Supongo que a causa de eso, a veces he hecho daño sin querer, tan solo por obrar como lo he hecho...no sé. En la vida no puede uno moverse simplemente sin producir ningún efecto, a veces positivo, a veces negativo, de hecho es imprescindible intervenir, interactuar y no ser un mero espectador de nuestros propios pasos. ¿Qué te quiero decir con todo esto?...pues tampoco lo sé, jaja. Que pensando en lo que me has dejado dicho tu en "mi casa", hay que sujetar las riendas de la razón y dejar a veces correr al corazón, y todo lo que hagas siguiendo el consejo de este último te dejará en última instancia la sensación de, no se...de "haber vivido". Y que cuando se presentan las oportunidades hay que lanzarse de cabeza sin pensar demasiado porque, como decía el Sabina, "no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió".
Como ves, un pequeño ( y presuntuoso ) tratado del amor y sus cosas en media docena de líneas.
En el fondo, solo quería agradecerte la referencia y siempre, tus palabras.
Un abrazo.

Aki®a dijo...

Me uno a Un-Angel, no soy consejero, ni el mejor de ellos, porque sencillamente ni doy ni recibo consejos, solamente doy mi opinión.

Irse sin decir adios significa dejar algo inconcluso, en mi caso particular prefiero cerrar el circulo, asi he de mirar atras sin carga, sin convertirme en estatua de sal.

La vida de un ser humano solo puede compensarse con la vida de otro ser humano, y cuando comprendemos el valor que tenemos decimos "nadie se muere de amor", primero debes estar tu. El proceso, como todos, lleva tiempo, y depende de la capacidad que tengamos de reponernos. Curtido ya de tanto sufrir me he vuelto inmune, aunque en mi blog hable mas de ello que de cualquier otro asunto, pero no significa que mi corazón cargue dolor, de hecho estoy en un momento de completa felicidad, porque comprendi que esta no se encuentra en otros sino en uno mismo. Dale con todo, ten certeza que saldras de esto y entonces recordaras esta experiencia como aguas que pasaron. Quien se sienta en el fondo de un pozo a mirar el cielo, lo encontrará pequeño.

Cuidate mucho, gracias por hacer referencia de mi, me encanta leerlos, es sentimiento puro y tangible.

Saludos